153 Castellana logra que un cliente recupere los 6.134 euros que pagó de Impuesto de Plusvalía en 2014

El Ayuntamiento de Benalmádena está obligado a devolverle a unos vecinos de la localidad el Impuesto de Plusvalía del año 2014 que asciende a la cantidad de 6.134 euros, a lo que hay que sumarle los intereses de demora.

 Esto ha sido gracias a la demanda formalizada en un recurso contencioso-administrativo redactado por el despacho 153 Castellana en el que alega y acredita que en la operación de venta tuvo una pérdida de 7.697,16 euros.

 Una sentencia del Tribunal Supremo permite que todas las personas que presenten pruebas de pérdida en una operación de venta comprendida en el plazo 2013-2016 podrán reclamar su devolución. Sobre el requisito de probar la inexistencia de una plusvalía «real y efectiva» en la transmisión del terreno, el órgano judicial establece que el contribuyente podrá ofrecer cualquier prueba “que al menos indiciariamente permita apreciarla”. Los magistrados ponen como ejemplo la diferencia entre el valor de adquisición y el de transmisión que se refleja en las escrituras públicas. Una vez aportada la prueba, deberá ser la Administración la que tenga que demostrar en contra para poder aplicar el impuesto.